domingo, 1 de julio de 2007

El jardín de Hasso

Hacía tiempo que quería visitar los jardines del templo Tofuku-ji. Así que el sábado me encaminé hacia uno de los lugares más visitados de Kyoto, impulsado por una clase de español oral, donde una alumna de Kyoto Gaidai habló de los jardines japoneses.
El Hojo (el Vestíbulo del Abad) se reconstruyó en 1890 y sus jardines que lo rodean se diseñaron en 1939 por el paisajista y escultor Mirei Shigemori (1896-1975). Tofuku-ji es el único templo en que los jardines circunscriben todos los cuatro lados del Hojo. Fue un exitoso debut de Shigemori, ya que su jardín es considerado una sinfonía de tradición y abstracionismo de arte moderno y un fino un ejemplo de jardín Zen contemporáneo. Los 4 jardines circundantes que constituyen el “Jardín de Hasso” representan el “Hassó-jodo” (los 8 aspectos de la vida de Buda), ellos son: Horai, Hojo, Eiju, Koryo, Hakkai, Gozan, Seiden’ichimatsu y Hokutoshichisei.
El Jardín del Sur está compuesto de un racimo de 4 piedras gigantes que simbolizan las 4 islas Elysian: Horai, Hojo, Eiju y Koryo, en un piso de arena gruesa rastrillada que simboliza el Hakkai, (los 8 mares ásperos).

Al oeste, cinco montañas cubiertas de musgo simbolizan el Gozan (las 5 montañas sagradas). El Jardín Occidental es una yuxtaposición de arbustos de la flor de azalea, arreglados y podados en ángulo recto, plantados contra los campos cuadrados de arena gruesa blanca para reflejar su nombre Seiden'ichimatsu, una antigua manera china de división de la tierra que tiene la figura del caracter chino sei. El Jardín del Norte usa las piedras de la fundación del omote-mon (la verja delantera) y musgo para manifestar un campo ajedrezado irregular de verde. Ingeniosamente para un fondo escénico, incluye el follaje del otoño vívido del barranco de Sengyokukan.
El Jardín Oriental, también nombrado Hokuto-ningún-niwa, distribuye los pilares de la fundación del templo entre un piso de arenas gruesas que ilustran a Hokutoshichisei (la gran constelación de la Osa mayor).
Vale la pena visitar unos de los jardines más famosos, un ejemplo de lo que Mirei Shigemori perseguía; un jardín moderno y eterno, considerando la cultura japonesa tradicional. Actualmente existen en Japón 200 jardines de Shigemori.