jueves, 24 de julio de 2008

El Templo de Kajū-ji


En la búsqueda del loto florecido visitamos el tercer templo en Kioto. El Kajū-ji cerca de la estación de Ono.
El Templo de Kajū-ji, (también conocido como Kikko-san) fue fundado en 900 D.C. por el Emperador Daigo, por lo tanto tiene más de mil años de historia. El sitio fue escogido porque la esposa del Emperador había vivido una parte sustancial de su vida en el lugar. Después de que la madre del Emperador falleciera él pidió que este templo se construyera para que pudieran ofrecerse las oraciones a ella. Los príncipes de la familia real se quedaban aquí.Desgraciadamente muy poco del templo original sobrevive ahora. Como la mayoría de los templos de Kyoto se destruyó por los incendios y las guerras. El Kajū-ji se destruyó en gran magnitud en la Guerra de Onin en 1470. El templo se restauró con la ayuda de la familia Tokugawa y la Casa Imperial. Posee un jardín, conocido como el “Kajü-ji Hyochien”, que tiene en su centro un estanque llamado “Himuro no Ike”. Se usaron las montañas más allá del jardín como una parte del diseño, lo que le da una belleza tridimensional.
En el periodo de Heian antiguo (794-1185), todos los años cada 2 de enero se dedicaba el hielo que cubría el estanque de este jardín a la corte imperial y la situación de la cosecha de grano del próximo año era adivinada por el espesor del hielo. Es por consiguiente uno de los estanques más prominentes del antiguo Kioto. Una linterna localizada en el jardín delantero de la casa del estudio se donó por Mitsukuni Mito, un señor local de una provincia en la región de Kanto. Con su forma cómica, es conocida como la “la linterna estilo Kajū-ji”. La linterna se flanquea por un arbusto de hoja perenne, “Haibyakushin” que pertenece a la familia del ciprés japonés. Se dice que este Haibyakushin “venerable” tiene más de 750 años.

1 comentario:

poemas dijo...

Que bellas fotos y que tema mas interesante, es bueno lugares en otros paises como el de la hierba flotante.

Saludos!